ARTE

Cubismo y creación de éste

                                            

Cubismo y creación de éste Encabezado por Pablo Picasso, Georges Braque y Juan Gris. El cubismo es una tendencia esencial pues da pie al resto de las vanguardias europeas del siglo XX. No se trata de un ismo más, sino de la ruptura definitiva con la pintura tradicional.

carminecitro:

Picasso, Jacqueline con fiori, 1954

                                   Picasso, Jacqueline con fiori, 1954
 

Por 1906, Picasso ha conseguido una posición destacada con su arte. Era el mejor pintor de su círculo de amigos y su reputación seguía creciendo. Durante el año 1906, empezó trabajar en una pintura muy diferente de sus otras pinturas. La pintura se llama Las señoritas de Avignon y constituye una ruptura en la historia del arte.

Las señoritas de Avignon, 1906-1907Para Las señoritas de Avignon Picasso hizo más de treinta esbozos. Fue la pintura más grande que hizo. Guando terminó esta pintura, la reacción fue de incredulidad. Nadie loa la pintura. Mucho tiempo pasó antes de fuera apreciada. En esta pintura, Picasso distorsionó las figuras de las mujeres. Cambió los rasgos de la cara y muestra el frente y el revés al mismo tiempo.

Picasso cambió la noción que es necesario tener orden y propiedad en las representaciones humanas. Destruyó la perspectiva. No hay profundidad en sus figuras. La noción de espacio reemplazó el ambiente. El sujeto de la pintura son las formas geométricas. En lugar de la perspectiva aparece una visión del objeto que lo reproduce desde varios ángulos al mismo tiempo. Es una nueva percepción de la realidad, un nuevo método de inventar la verdad lo que hace posible la ruptura de la norma.

Mientras Picasso hacía sus primeras pinturas cubistas, Braque–otro pintor del tiempo–trabajó en su propia versión del cubismo. Las formas en las pinturas de Braque parecen cubos, entonces el nombre “cubismo” empezó. Además de las pinturas de personajes, también Picasso pintó el paisaje en el estilo cubista. Los cuadros siguientes se llaman Paisaje con un puente (1909) y Casas en el cerro (1909).

Figura excepcional como artista y como hombre, Picasso fue protagonista y creador inimitable de las diversas corrientes que revolucionaron las artes plásticas del siglo XX, desde el cubismo hasta la escultura neofigurativa, del grabado o el aguafuerte a la cerámica artesanal o a la escenografía para ballets. Su obra inmensa en número, en variedad y en talento, se extiende a lo largo de más de setenta y cinco años de actividad creadora, que el pintor compaginó sabiamente con el amor, la política, la amistad y un exultante y contagioso goce de la vida.


Busto de  mujer (Fernande), 1909


Tres mujeres, 1908


Fábrica en Tortosa, 1909


Fruta y vaso, 1908


Casa en un jardín, 1908


Saltimbanque y su familia, 1908


Mujer con peras, 1909


Sin título, 1908-1909

Naturaleza muerta (Los pájaros muertos)
Óleo sobre tela 1912

“Instrumentos de musica sobre una mesa”

Óleo sobre lienzo

1925

“Busto y paleta”

Óleo sobre lienzo

1925

“Guernica”

Óleo sobre lienzo
1937

“Mujer sentada en un sillón gris”

Óleo sobre lienzo

1939

“Las meninas”
Óleo sobre lienzo

1957

“El pintor y la modelo”

Óleo sobre lienzo

1963

“Desnudo, hojas verdes y busto”

Óleo sobre lienzo

1932

La paloma de la paz

Dibujo sobre cartel

1949

“El sueño”
Óleo sobre lienzo

1932

“Mujer con sombrero y cuello de piel”

1937

Georges Braque

Pintor francés. Hijo de un pintor de brocha gorda, oficio que siguió en un principio, Braque estudió a partir de 1900 en la Escuela de Bellas Artes de París y hacia 1906 se adhirió al fauvismo, bajo la influencia de su amigo Othon Friezs, con obras como El embarcadero del puerto de l’Estaque. En 1907, una exposición de Cézanne y el encuentro con Picasso pusieron a Braque en la senda del cubismo, tendencia de la que es cofundador.

plasmó con frecuencia la figura humana, Braque prefirió, a lo largo de toda su trayectoria artística, la naturaleza muerta, en la que introdujo novedades significativas, como el empleo del collage o la incorporación de letras y números. En sus bodegones cubistas juega con el espectador, invitándole a reconstruir los objetos a partir de las diversas perspectivas que de ellos introduce en sus obras.

“Gran bañista”
1907-1908

“Bodegones y flores”

Óleo sobre tela

1934

“El puerto de L´Estanque”

Óleo sobre tela

1906

“El puerto de Amberes”
Óleo sobre tela
1906

“El viaducto de L´Estanque
Óleo sobre tela
1907

“Paisaje de L´Estanque”
Óleo sobre tela
1906

“Desnudo sentado visto dees paldas”
Óleo sobre tela
1907

“Black fisf”
Óleo sobre tela
1942

Juan Gris

Juan Gris(José Victoriano González; Madrid, 1887-Boulogne-sur-Seine, Francia, 1927) Pintor español. Fue el máximo representante del cubismo sintético. Cursó estudios en la Universidad de Madrid, pero pronto se consagró a la pintura. Sus composiciones están dotadas de gran armonía gracias a una rigurosa metodología en la estructuración de las formas. Se desvinculó de la estética cubista de Braque y de Picasso, coloreando y sombreando objetos puntuales, con lo cual consiguió un ritmo visual elegante y personal

“La ventana abierta”
Óleo sobre lienzo
1921

“Tres lámparas”
Acuarela sobre papel

“Violin y guitarra”
Óleo sobre lienzo

“Retrato de Josette”
Óleo sobre lienzo

“Naturaleza muerta delante del armario”
Óleo sobre lienzo

“Guitarra ante el mar”
Óleo sobre lienzo

“El sifón”
Óleo sobre lienzo


“Retrato de Picasso”
Óleo sobre lienzo
Jean Metzinger

(Nantes, 1883-París, 1956) Pintor francés. Tras sus experiencias neoimpresionistas y fauvistas, se aproximó al cubismo y participó en las reuniones de la Sección de Oro, en Puteaux, en el taller de J. Villon. Publicó, en colaboración con Gleizes, Sobre el cubismo(1912). Su obra se divide en dos etapas: una cubista y otra realista.


“Landscape”
Óleo sobre lienzo
1904


Le Village
Óleo sobre lienzo
1918


“Naturaleza muerta”
Óleo sobre lienzo
1919

“Dancer in a cafe” (Danseuse su Café)
1912


“Sailtboats”
Óleo sobre tela
1912
Albert Gleizes

(París, 1881-Saint-Rémy-de-Provence, 1953) Pintor francés. Se incorporó, en 1910, al movimiento cubista, sobre el que escribió la obra Sobre el cubismo y los medios para comprenderlo (1912). En su pintura llegó de manera progresiva a sacrificar la forma a las exigencias de la composición y del ritmo (Proyecto de pintura mural para la estación de Moscú, 1920); con posterioridad, adoptó principios no figurativos.


Dia de mercado en las afueras
Óleo sobre lienzo
1905

Hombre en una hamaca
Óleo sobre lienzo
1913

Mujer con flores
Óleo sobre lienzo
1910



Antecedentes e Historia del Cubismo

La capital del mundo, por lo que se refiere al arte, había sido Roma desde el Renacimiento. Por diferentes motivos, entre ellos el de su respeto a una tradición, cambia de lugar y se traslada a París. Indudablemente los motivos de esta migración son múltiples y difíciles de fijar, pero uno de ellos es, sin duda, la inquietud plástica desencadenada por el impresionismo y las diferentes reacciones y actitudes ante el mismo. El hecho es que entorno a 1900 residen en París, o hacen frecuentes visitas a la ciudad, artistas de todos los países. El Modernismo, bajo diferentes denominaciones (Art nouveu en Francia y Bélgica, Jugendstil, en Alemania, Moder Style en Inglaterra, Sezession en Austria y modernisme en Cataluña; en el resto de España apenas tuvo una esporádica realización) impera a en cuanto a ornamentación y decoración en toda Europa, pero es indudablemente en París en donde tiene su máxima manifestación, que se observan en los trazos de Toulouse-Lautrec y en las telas de Matisse. Por este camino se iniciaran en el arte otros muchos artistas nacionales y extranjeros, entre ellos al que pocos años después se convertirá en jefe indudable de fila y una de las primeras figuras mundiales del arte, Pablo Picasso.

Después de la innovación del “fauvismo” llegamos, en 1907, a la primera experiencia que marca el nacimiento del “cubismo”. El cubismo más que un estilo es una tendencia, una actitud ante el problema del arte. Actitud radical en sí por las consecuencias ineluctables que comportará, pero también evolución si se quiere precipitada, de la problemática planteada hasta ahora por el arte nacido al socaire del impresionismo. Los principales militantes del cubismo surgen de las filas del fauvismo y de las de los precursores del expresionismo. Dos nombres se barajaran en cuanto a la determinación precisa y expresa de su paternidad: Picasso y Braque.

Las retrospectivas de dos de los principales representantes de la vanguardia del siglo XX, Paul Gauguin y Paul Cézanne, realizadas en 1906 y 1907 respectivamente, ofrecieron a la investigación artistica nuevas fuentes de estímulo e inspiración, especialmente la moda primitivista que, bastante difundida entre los grupos artisticos de vanguardia impulsó a pintores como Henri Matisse y Pablo Picasso a estudiar las condiciones etnográficas de los museos de París, e incluso a reunir ellos mismos colecciones de máscaras y otros objetos primitivos de Africa o de las islas del Pacifico.

Entre sus influencias podríamos mencionar al arte tribal: máscaras, estatuillas, y escudos, producto del intercambio cultural con las colonias y un mundo aún virgen, y que exaltaba la imaginación y daba por tierra con todo lo establecido hasta el momento.

                                                                                             

En esta atmósfera estimulante y creativa fue donde Picasso realizó la que generalmente se define como la primera pintura cubista, “Demoiselles d´Avignon” (“Las Señoritas de Avignon”, 1907).

“Demoiselles d´Avignon”

Pablo Picasso

Por otra parte el cubismo parecía a simple vista, más bien la culminación natural de la actitud crítica de Cézanne ante el impresionismo, y por consiguiente la última consecuencia del arte racional del Renacimiento, que una actitud revolucionaria disuelta a cambiar un orden de cosas establecido, aunque esto último fuera el resultado natural de aquella.

Helecho indiscutible es que en el cuadro de Picasso de 1907 ya referido hay un tratamiento geométrico del tema. Entre este año y 1909 se gesta el cubismo; primero a través de interminables discusiones y experiencias entre si es la emoción lírica (fauvismo) o la construcción del cuadro (Cézanne) lo que debe prevalecer en la pintura.

En 1908 viven en una vieja casa de Montmartre llamada Bateau-Lavoir, o frecuentan los talleres de los artistas allí establecidos: Pablo Ruiz Picasso (1881) español, Max Jacob (1876-1944) ruso, Marie Laurencin (1885-1956), Georges Braque (1882-1968) franceses, Guillaume Apollinaire (1880-1918) poeta, rumano naturalizado fránces, Gertrude y Leo Stein, americanas, y el tambiénj español Juan Gris (1887-1927). Poco a poco llegan Fernand Léger (1881-1955), Robert Delaunay (1885-1941), Albert Gleizes (1881-1953), August Herbin (1882-1960), Henri Le Fauconnier (1881-1946), André Lothe (1885), Jean Metzinger (1883-1956), Francis Picabia (1878-1953), todos ellos pintores y el escultor ruso Alexander Archipenko(1887). Es de esta colmena que saldrá el cubismo.

En 1908 Braque pinta una tela titulada “Casas en el Estanque”, en donde el tratamiento cubista del tema es bien claro.

Entre 1908 y 1914 Picasso y Braque trabajaron en estrecha colaboración, realizando naturalezas muertas y retratos en los que, poco a poco, se fueron definiendo las características distintivas del cubismo, Modificando de raíz la relación que tradicionalmente existía entre el mundo tridimensionalidad de la realidad y su representación sobre la superficie de la tela, el Cubismo rechaza la ilusión del espacio como elemento necesario de la imaginación pictórica. Sin embargo Picasso y Braque no quisieron explicar al público el significado profundo de su invención.

Racionalmente frío, resultado de una actitud elitista y en el fondo reaccionaria, la pintura cubista se dirigio de forma deliberada a un público de iniciados o con una cierta preparación suficiente para comprender las intenciones implícitas en la pintura de Picasso y Braque.

El método para representar el volumen y el espacio utilizado por Cézanne, consistente en simplificar las formas naturales en un mosaico de colores en el que el espacio queda como solidificado, constituye la base de las primeras investigaciones cubistas de Braque y Picasso sobre las representación de las formas tridimensionales dentro de la superficie plana de la tela. A diferencia de los fauces, Braque y Picasso evitan los contrastes demasiado violentos de color, desarrollando imágenes casi monocromas. Esta primara etapa del cubismo se encuentra bajo la influencia de Cézanne y comprende el lapso entre 1907 y 1909.

Hacia 1910, las representaciones hechas por Picasso y Braque se habían segmentado en una serie de fragmentos que prescinden completamente de la tridimencionalidad del motivo, representado ahora como si estuviera paralelo al plano de la imagen. En esta segunda fase del cubismo (denominada Cubismo Analítico por el pintor español Juan Gris) la imagen ya no es representación, expresión o símbolo de la naturaleza muerta o de la persona, sino un tema válido por si mismo.

Al llegar al umbral de la abstracción en 1913, Picasso y Braque se retracta, consientes de que el cubismo analítico representaba ciertos inconvenientes; uno de los principales era la pérdida de la homogeneidad y de la densidad del objeto, de ahí el riesgo de afectar a la identidad del mismo. Para resolver esta problemática, Picasso y Braque subrayaron la relación entre la imagen y el mundo mediante la inclusión en sus obras de sobres estampados y, más adelante, con objetos reales como páginas de periódico, partituras musicales, hojas de papel pintado e incluso galletas; las obras de este tipo ya no se definen como pinturas sino como cuadros-objeto. A esta tercera fase, se le denominó Cubismo Sintético.

Las posiciones asumidas por Picasso y Braque ejercieron una enorme influencia sobre las nuevas generaciones de pintores. El término cubismo fue utilizado por primera vez con referencia a la exposición parisina (1911) de un grupo de artistas que se inspiraron en Picasso y en Braque. Sin embargo ambos iniciadores se mantuvieron siempre apartados, sin participar en ninguna de las muestras cubistas que contribuyeron a divulgar el nuevo estilo en Europa.

En esta tela picasiana, indudablemente compleja, aparece en su parte derecha un tratamiento especial de las mujeres aquí pintadas que evocan irresistiblemente el arte africano que por aquel entonces empezaba a ser mostrado en Europa como otra manifestación de posibilidades expresivas experimentadas por otros pueblos, con lo cual se acababa también la hegemonía formal artística de Europa en el mundo y se reconocía que la estética nacida al socaire del mundo grecolatino no era nada más que un caso particular de expresión artística pero no el único posible.

Caracteristicas del cubismo

· Se preocupa primordial mente por la expresión del movimiento y no tanto del tiempo.

· Pretende representar(al mismo tiempo) todas las formas posibles de ver una figura.

· Procura capturar la cuarta dimensión, que está en la mente humana: la del movimiento, por lo que, el espectador está casi obligado a recorrer con su mirada todo el cuadro para “armar” la figura.
· Descompone las formas y figuras en múltiples partes, todas ellas geométricas; el objetivo es examinarlas y ordenarlas por separado.

· Describe una naturaleza muerta por medio de una monocromía definida por claro-obscuros, sombras

· No recurre a las perspectivas.

mujeresartistas:

#MujeresArtistas: María Blanchard - Mujer con abanico, 1916. 

Ensombrecida por las historias ortodoxas de la vanguardia, la figura de María Blanchard ha concentrado aspectos que la han relegado a una posición secundaria y decididamente menor, desde su condición de mujer artista hasta su lejanía de las gramáticas dominantes del cubismo. 

María Blanchard (1881-1932), pionera en la formación de la vanguardia histórica, se distancia de los roles atribuidos a la mujer artista en el arranque de la modernidad. Jorobada, soltera y sin hijos, Blanchard tiene poco que ver con la artista-modelo definida en el impresionismo (Berthe Morisot o Mary Cassatt) o con la artista-pareja que caracterizara al surrealismo (Remedios Varo, introducida por Max Ernst, o Meret Oppenheim, por Alberto Giacometti). A diferencia de otros episodios, María Blanchard no es un símbolo la de mujer moderna ni una pantalla para el deseo masculino que apuntalara los círculos vanguardistas. Su pintura, por el contrario, representa uno de los casos más independientes y comprometidos con una noción de modernidad. Entre 1913-1919 realiza un cubismo cercano al ideal kantiano de la forma autónoma, rivalizando con Juan Gris en la redefinición del lenguaje cubista desde las reglas de la pintura, mientras que, entre 1919-1932, se suma al retorno al orden y a la construcción de una idea clásica del arte, no exenta de relaciones con el nacionalismo político y cultural. En definitiva, una artista que concentra en pocos años gran parte de las cualidades y controversias que rodean a la vanguardia en el primer tercio del siglo XX.

María Blanchard – Mujer con abanico, 1916.

Ensombrecida por las historias ortodoxas de la vanguardia, la figura de María Blanchard ha concentrado aspectos que la han relegado a una posición secundaria y decididamente menor, desde su condición de mujer artista hasta su lejanía de las gramáticas dominantes del cubismo.

                      

María Blanchard (1881-1932), pionera en la formación de la vanguardia histórica, se distancia de los roles atribuidos a la mujer artista en el arranque de la modernidad. Jorobada, soltera y sin hijos, Blanchard tiene poco que ver con la artista-modelo definida en el impresionismo (Berthe Morisot o Mary Cassatt) o con la artista-pareja que caracterizara al surrealismo (Remedios Varo, introducida por Max Ernst, o Meret Oppenheim, por Alberto Giacometti).

          
A diferencia de otros episodios, María Blanchard no es un símbolo la de mujer moderna ni una pantalla para el deseo masculino que apuntalara los círculos vanguardistas. Su pintura, por el contrario, representa uno de los casos más independientes y comprometidos con una noción de modernidad. Entre 1913-1919 realiza un cubismo cercano al ideal kantiano de la forma autónoma, rivalizando con Juan Gris en la redefinición del lenguaje cubista desde las reglas de la pintura, mientras que, entre 1919-1932, se suma al retorno al orden y a la construcción de una idea clásica del arte, no exenta de relaciones con el nacionalismo político y cultural
                                      
 En definitiva, una artista que concentra en pocos años gran parte de las cualidades y controversias que rodean a la vanguardia en el primer tercio del siglo XX.
                                   
                                                       
                                themegaphonostyle:

“Richard Rogers”, 2009 by…
                                                                “Richard Rogers”, 2009 by…

                                                                                
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s